Yo fui esa mujer a la que le daban flojera los niños… ahora soy madre

Yo fui esa mujer a la que alguna vez le dieron flojera los niños.

Yo fui la que hizo caras cuando en el avión le tocó un bebé al lado.

Yo fui esa amiga que cuando se enteró que otra amiga estaba embarazada se alejó un poco de ella porque ahora sus temas no eran los mismos.

Yo fui la que juzgó a una mamá que trataba de controlar el berrinche de su hijo.

Hoy sé que hasta que  te conviertes en mamá, no puedes saber lo que es sentirse juzgada, la tristeza que da perder amigas desde el embarazo, la rabia que te da que otros le hagan caras a tus hijos porque les molesta su llanto.

Por eso, pido una disculpa a esos niños a los que vi feo, a los que les dije berrinchudos, llorones o molestos.

Una enorme disculpa a sus papás y mamás,  a los que critique sin ni siquiera conocerlos ni saber lo que estaba pasando en sus vidas.

Ahora sé que no es nada fácil  enfrentarte al mundo con un niño y no me molesto con aquellos que me ven mal o que se molestan cuando mi hijo se sienta a su lado. Porque yo sé que hasta que no te conviertes en papá o mamá, entiendes este lado de la historia.