Una crianza responsable y respetuosa, una crianza con amor

Todas sabemos perfectamente que la responsabilidad de ser madre va más allá de un simple biberón, o las horas de no dormir bien, organizar los biberones, lavar, esterilizar; entre otras cosas. Bueno, justamente te voy a hablar acerca de ello con respecto a la crianza responsable y, sobre todo: respetuosa.

Vamos a conocer las necesidades de los pequeños, la manera de entenderlos y por supuesto haciendo una reflexión constante del cómo resolver dificultades sin actitudes violentas.

Es una forma bastante natural e instintiva que se tiene para con la educación de los pequeños, la cual está basada en la cercanía que se tiene con los chiquitos, de manera que se profundice en el “conocerlos” y poder así ofrecer las herramientas para un óptimo desarrollo.

También puede interesarte: https://aserrinaserran.com.mx/que-debo-hacer-si-soy-la-madrastra/

A veces se suele confundir la actividad de crianza con un libertinaje reflejado en el “que mi hijo o hija haga lo que quiera”. Tampoco se trata de ofrecer “0” límites sino también de una cercanía constante para poder recibir las señales en épocas cruciales y no dejar de apoyarlos; valorando todos sus esfuerzos.

Recuerda siempre que nuestros pequeños van a requerir que se atiendan sus necesidades y que estemos en constante contacto sumado al amor y comprensión del trato.

Construir la cancha para que sean cubiertas las necesitadas citadas con anterioridad, buscando el casino para no perder el tacto con la naturaleza para sembrar semillas de respeto y amor en las relaciones con el entorno.