Tips para motivar a tu pequeño a la hora de comer.

Si la hora de la comida con tu hijo no está siendo tan sencilla para ti, te aconsejamos leer estos tips para motivar a tu pequeño a la hora de comer.

1. Un entorno agradable

Además de tomarle gusto y sabor a los nuevos alimentos, el comportamiento de tu bebé se verá influenciado por el ambiente que exista alrededor de él a la hora de la comida. De acuerdo con varios estudios recopilados por investigadores franceses para la revista Appetite, un bebé no sólo encuentra satisfacción en el sabor de los alimentos, sino también en la compañía y las interacciones sociales.

Es recomendable que no sólo te sientes a darle de comer a él, sino que esté rodeado de papá, hermanos u otros miembros de la familia.

2. Evita los dispositivos electrónicos

Si darle de comer a tu hijo es una verdadera guerra, evita que tenga a su alcance elementos que lo distraigan como el celular, la tableta o la televisión pues la hora de comida podría prolongarse mucho más de lo habitual.

3. Hazlo sentir especial

El comedor no tiene que ser un campo de batalla, por lo que te aconsejamos elegir una silla especial para la hora de la comida, por ejemplo, la silla portátil Selva Tropical que tiene diferentes animales que es la herramienta ideal para distraer a tu bebé mientras terminas de prepara la comida. Tu bebé estará muy entretenido jugando con los animales de la selva que están en la charola y una vez que estén listos para comer se retira. ¡Además es muy fácil de lavar!

Sentarlo previamente a esta silla especial puede ayudarlo a crear hábitos pues así reconocerá que la hora de la comida está cerca. Además, puedes llevar esta silla a un restaurante y a casa de los abuelos cuando estén de visita. Esta Silla Portátil Selva Tropical crece con tu pequeño, se puede amarrar a una silla común y tiene tres puntos de ajuste

Puedes ver más información aquí:

4. Premios y castigos

Olvídate de condicionar a tu hijo con premios y castigos al querer hacer que coma. De acuerdo con el pediatra británico Ronald Illigworth, intentar esta estrategia no es buena idea porque los niños siempre estarán esperando algo a cambio sin entender que su alimentación es una necesidad básica.

5. Mucha pa-cien-cia

¡Respira y no te desesperes! Deberás tener paciencia para enseñarle hábitos y costumbres a tu bebé sin hacer que el momento de comer sea desagradable.

6. La porción correcta

Pide ayuda al pediatra de tu hijo y conoce cuál es la porción adecuada según su edad, peso y talla. En ocasiones te enfocas tanto en hacer que se coma todo cuanto le sirves, que no pones atención en saber si tu hijo se siente satisfecho.

7. Menú divertido

Si te encanta ser creativa, ¿qué mejor que cocinando? Prepárale platillos divertidos a tu hijo para que llame su atención. En internet hay muchas ideas y tutoriales para hacer con la comida. ¡Dales un vistazo!

No lo olvides, vale la pena el tiempo que inviertes porque esta etapa pasa tan rápido que la extrañarás, ¡garantizado!