¿Qué son los pezones agrietados y por qué debes saber esto antes del parto?

Hay cosas que no puedes dejar para después. Si estás por tener a tu bebé sí o sí debes saber qué son los pezones agrietados, créeme, te salvará la vida. 

“Nunca nadie me contó que me pasaría esto”, me dijo Jazmín a los 3 días de haber dado a luz a Ángel, mientras cortaba la playera que usaba como pijama para hacerle dos aberturas en los senos.

El roce de la tela con los pezones la hacía gritar y la única manera de estar tranquila era con la pomada de lanolina y fomentos de agua caliente que una amiga le había recomendado. 

A lo largo de mi vida me he encontrado con historias de familiares y amigas que padecen terriblemente esta situación. 

Son muchas anécdotas alrededor de la lactancia y las consecuencias de no saber nada respecto a una postura correcta al amamantar, la extracción de leche, la lactancia a libre demanda, cuidados de los pezones, por mencionar algunos.

Lo cual creo normal, hasta cierto punto, pues su atención se enfoca más en lo que va a pasar durante el parto y el desarrollo del bebé… pero esto tiene que parar…

Pezones agrietados, ¿por qué debes saber esto antes del parto?

El Instituto Mexicano del Seguro Social comparte 3 tres razones por las que comúnmente aparecen las grietas en los pezones. La primera es porque practicas una mala posición al amamantar a tu bebé; la segunda, porque lavas los pechos con agua y jabón antes o después de dar pecho; tercera, porque antes o después de amamantar no lubricas la piel de tu pezón con tu propia leche materna. 

Qué hacer para aliviar los pezones agrietados 

Para que no mueras en el intento y tampoco dejes de amamantar a tu bebé, te recomendamos lo siguiente. 

  • Por unos días no amamantes a tu hijo con el pecho donde se encuentra la grieta. Extrae la leche manualmente del pecho lastimado para evitar la congestión y dásela al bebé con vaso, cuchara o gotero, un súper tip para mamás primerizas.
  • Lubrica tu pezón con unas gotas de tu propia leche sobre las grietas y expón tu pecho al aire libre unos minutos para permitir que sequen las grietas. 
  • Si tienes lanolina o una crema con aceite de almendras dulces, la puedes usar durante el tiempo que cicatricen las grietas. Jamás la utilices mientras amamantas a tu hijo.
  • Reanuda el amamantamiento hasta que hayan secado y cicatrizado la o las grietas. 

Ni lo pienses, no dejes de amamantar a tu bebé a causa de los pezones agrietados…

  • De esa forma la leche no dejará de producirse
  • Evitarás que se forme una infección 

Ayuda entre mujeres 

Si tú ya pasaste por una situación así y supiste superarla, comparte tus tips y consejos a mujeres que sabes que están cerca de la labor de parto o que apenas inician la lactancia materna. 

Saber que alguien pasó por lo mismo que uno te hace sentir comprendida y en confianza, así que no dudes en poder ayudar a otras mujeres pues aunque los pezones agrietados son un tema común, difícilmente alguien te explica qué hacer y qué no hacer.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados