¿Qué es una mamá/papá helicóptero?

Si tu hijo está dejando de ser un bebé, es importante que conozcas qué significa ser una mamá o papá helicóptero para que no caigas en esta manera de cuidado.

Es cierto, al convertirte en mamá o papá algo en tu interior se activa. Estás alerta de dónde está, qué está haciendo, qué necesita y cuáles son los posibles peligros que están cerca de tu hijo. Algo completamente normal y válido pero, ¿qué pasa cuando tu instinto de papá o mamá se eleva a su máxima expresión y entonces quieres estar casi siempre al lado de tu hijo para evitar cualquier golpe, caída o error. 

¿Qué es una mamá o papá helicóptero?

Seguramente ya más o menos intuyes qué significa este concepto, el cual, aunque sea nuevo para ti, fue utilizado por primera vez en 1969 en el libro del Dr. Haim Ginott “Padres y adolescentes”. 

Ahora bien, si “sobrevuelas” sobre y alrededor de tu hijo cuidándolo y tratando de que todo lo haga excelente, ¡aguas! De acuerdo con la Doctora Carolyn Daitch, autora de Anxiety Disorders: The Go-To Guide, los padres helicóptero son quienes están demasiado centrados en sus hijos. Por lo general, asumen demasiada responsabilidad por las experiencias de sus hijos, específicamente, sus éxitos o fracasos

La Asociación Americana de Psicología publicó un estudio en la revista Developmental Psychology, en la cual señala que el control excesivo de la crianza de los hijos puede afectar de forma negativa la capacidad de un niño para controlar sus emociones y comportamiento

La principal autora del estudio, Nicole B. Perry, PhD, de la Universidad de Minnesota, explica, “nuestra investigación mostró que los niños con padres helicóptero pueden ser menos capaces de lidiar con las demandas desafiantes de crecer, especialmente en el entorno escolar”.

De acuerdo con la especialista, manejar las emociones y el comportamiento son habilidades fundamentales que todo niño necesita aprender; controlar en exceso la crianza de los hijos puede limitar esas oportunidades.

Dicha investigación consistió en dar seguimiento a 422 niños en el transcurso de 8 años. Cada participante se evaluó a las edades de 2, 5 y 10 años para analizar su desarrollo social y emocional a partir de las interacciones con sus padres.

¿Qué hacer si eres una mamá o papá helicóptero?

El primer paso es detectar y aceptar que eres una mamá o papá helicóptero. Luego de aceptar que tienes una tendencia grande a caer en este tipo de cuidados extremos hacia tu hijo, es importante que comiences a marcarte límites, los cuales, servirán para que le permitas a tu hijo descubrir, crecer y aprender por sí mismo, cosas de acuerdo a su edad.

  1. Controla tu necesidad de querer ayudarlo en todo (al comer, jugar, vestirse, bañarse, hacer su tarea).
  2. Permite que aprenda solo. Toma en cuenta que cada persona tiene formas diferentes de hacer las cosas. 
  3. Reconoce sus habilidades
  4. Ten paciencia y deja que haga las cosas a su ritmo. Quizá de inicio haga alguna tarea o actividad de forma lenta, pero si tú lo dejas perfeccionar sus conocimientos, pronto la realizará más rápido y sin dificultad.
  5. Busca el equilibrio entre sobreprotección y desamparo. Sé su guía y ayúdalo a ser más independiente sin llegar a los extremos de ignorarlo. 
  6. Ayúdalo a ser autosuficiente e independiente con tareas y actividades adecuadas a su edad.

Tu hijo necesita de padres que sean sensibles a sus necesidades, que reconozcan cuando es capaz de manejar una situación y que estén ahí, como guías, cuando alguna situación sea realmente un reto o desafío. Sólo así tu hijo podrá desarrollar la capacidad de manejar situaciones difíciles por sí mismo durante toda su vida. Además, esa libertad le permite consolidar una mejor salud mental, física, social y profesional.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados