¿Qué es la lactancia inducida? -Aquí te contamos.

La lactancia inducida es el método producir leche y posteriormente amamantar a un bebé sin haber tenido embarazo previo.

Sabías que, no es necesario que tu bebé sea biológico para darle pecho, la producción de leche materna (lactancia) está desencadenada por una interacción compleja entre tres hormonas — estrógeno, progesterona y lactógeno placentario humano.

Pero la lactancia materna es más que solo leche. El simple acto de alentar la vinculación madre / bebé a través del acto de amamantar y la cercanía física que logra debe considerarse el objetivo principal de la lactancia inducida.

La buena noticia es que existen diferentes métodos de preparación para la lactancia.

Solo se requieren dos cosas para una lactancia exitosa:

  • los senos y una glándula pituitaria funcional que produce las hormonas necesarias para la lactancia. Los medicamentos y las técnicas utilizadas para inducir la lactancia funcionan en ambos.

Las mamás que eligen usar medicamentos hacen lo que se conoce como preparación hormonal. A menudo usarán una combinación de píldoras anticonceptivas y galactagogos (también conocidos como medicamentos utilizados para aumentar el suministro de leche) para engañar al cuerpo a un estado similar al embarazo, seguido de suspender los medicamentos y comenzar a bombear como una forma de simular las hormonas.

Es posible que algunas mamás elijan no usar medicamentos hormonales,entonces, solo dependen del bombeo y los galactogogos para ayudar a estimular la producción de leche.

Factores que pueden ayudar a la lactancia inducida:

  • Que la mamá tenga un fuerte deseo de amamantar
  • Una estimulación del pecho correcta
  • Que la madre disponga de un entorno que le apoye y refuerce su confianza
  • La edad del bebé, su habilidad para mamar, cómo ha sido alimentado antes y el tiempo transcurrido desde que dejó de mamar.

NOTA1 Los bebés mayores de 6 meses pueden haber perdido el reflejo de succión.

Es un procedimiento con una tasa de éxito muy alta: hay estadísticas que señalan que el 36% de las mujeres que lo intentan, a los dos meses, están alimentando al niño sólo y exclusivamente con su leche. El resto, el 64%, produce leche, pero ha de complementar la alimentación del bebé con biberones.

Que sea posible no quiere decir que sea fácil. Es duro. Exige la estimulación del pecho de la mujer con un saca leches con frecuencia durante un mínimo de dos meses antes de la adopción y cuando llega el bebé también exige dedicación exclusiva.

NOTA2 Es posible que estas mamás no produzcan tanta leche, pero pueden cosechar los beneficios emocionales de la lactancia materna.

Para concluir.

Es importante que cualquier mujer que planee inducir la lactancia hable primero con su médico y el médico de su bebé. Un consultor de lactancia también debe estar involucrado. Esto permitirá el asesoramiento y la evaluación adecuados, y el establecimiento de objetivos realistas