¿Qué debo hacer si soy la madrastra?

¿Tu nuevo rol no está siendo fácil de sobrellevar? Esto es lo que te aconsejamos hacer si eres la madrastra.

De acuerdo con la investigación Familias reconstituidas: un estudio sobre las nuevas estructuras familiares,  los padres separados y divorciados tienden a formar nuevas uniones en una proporción cinco veces mayor que las madres, lo que implica un número mayor de madrastras frente a padrastros.

Tanto tú como muchas otras mujeres están preguntándose “¿Qué debo hacer si soy la madrastra?”. Tranquila, si es complejo prepararse para ser mamá, mucho más difícil es prepararse para ser la madrastra, así que trata de mantener la calma y lee esta serie de tips que comparto contigo para que no padezcas el inicio de este nuevo rol en tu vida. 

1.Respeto ante todo

Si recién comienzas a convivir con los hijos de tu actual pareja, establece desde ya la importancia del respeto entre ambas partes, tanto tú con ellos, como ellos contigo. No hay relación que pueda crecer y fortalecerse sin respeto, así que sé cordial, amable y no aceptes una falta de respeto de su parte. 

2. No lo tomes personal, aunque seas la madrastra

Si en algún momento los hijos de tu actual pareja demuestran no querer convivir contigo, no lo tomes personal. Sabemos que de inicio esto es algo difícil de aplicar pero no todo está relacionado contigo, cada persona trae consigo problemas o situaciones a veces no tan positivos. Recuerda que ellos también pueden estar atravesando procesos personales que les hace difícil abrirse a conocer una nueva persona.

3. Total comunicación con tu pareja

De acuerdo con el estudio antes mencionado, las posibles fuentes de estrés que tienen que afrontar las familias reconstituidas en el proceso de formación de la nueva estructura familiar son la consolidación del vínculo marital, el establecimiento de los nuevos roles familiares o la regulación de la convivencia familiar.

Por ello, es importante una comunicación honesta, transparente y clara, así tu pareja podrá compartirte la manera en que necesita que tú lo apoyes al momento de asumir tu rol como madrastra. Juntos determinen cómo va a ser la dinámica familiar. Es muy importante que ambos se encuentren en la misma sintonía para que sean un verdadero equipo.

4. No te dejes en segundo plano

Según el estudio publicado en el Sistema de Información Científica Redalyc, las mujeres en las familias reconstituidas (madres, madrastras e hijastras) son las que experimentan mayores niveles de estrés y menos satisfacción general con las relaciones familiares que los hombres. 

Aunque sabemos que estás comprometida con la relación y te interesa construir un ambiente sano, de amor y respeto con la familia de tu pareja, debes ser muy conciente de que si las cosas no ocurren como tú deseas, no debes dejarte en segundo plano; tus emociones, necesidades y vida también son importantes, no te pierdas en una relación si notas que las cosas no avanzan para bien.

5. Ten un trato cordial con la ex pareja de tu esposo

Sea cual sea la situación de tu esposo con su ex pareja, no tomes partido pues la decisión de separarse es difícil, pero ellos así lo decidieron. Mantente imparcial y objetiva. Sé cordial o al menos inténtalo, al final ambas tienen un objetivo en común: que los niños crezcan en un ambiente sano y lleno de paz. 

La paciencia es la clave de todo. Sabemos que deseas que la dinámica familiar esté definida y todos se sientan plenos y felices, sin embargo, puede que en ocasiones no todo se desarrolle de forma positiva así que te aconsejamos respirar y tener mucha paciencia. 

 

 

 

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados