¿PUEDO CONTAGIARME DE SARAMPIÓN, RUBÉOLA O VARICELA EN EL EMBARAZO?

El sarampión, la rubéola y la varicela son enfermedades causadas por un virus y son muy contagiosas, incluso pueden confundirse entre sí porque producen granos y/o manchas en la piel. Desafortunadamente, las mujeres embarazadas no están exentas a ser contagiadas, por lo que es inevitable que muchas madres se preocupen por el estado de salud del neonato.

 

Pero… ¿qué tan riesgosas son estas enfermedades en mujeres embarazadas? Analicemos cada una de ellas.

Vacunas, ¿sí o no?

Varicela

Primero hay que aclarar que si ya tuviste varicela en la infancia o estás vacunada contra ella, es muy poco probable que te puedas contagiar nuevamente. Si no lo sabes, lo puedes averiguar por medio de una prueba de sangre. Pero si no es tu caso y adquieres el virus, no te preocupes, las posibilidades de que contagies a tu bebé son pocas, dependiendo las semanas de embarazo que tengas.

 

Si la adquieres en el primer o el segundo trimestre, el riesgo es mínimo, prácticamente para no preocuparse. En cambio, si cachas el virus entre las 13 y 20 semanas de embarazo, hay posibilidades de que el niño tenga el Síndrome de Varicela Fetal (SVF), y eso si puede ser grave porque puede causar daño neurológico e incluso la muerte, entre otras cosas como problemas de visión y malformidades.

 

Otro momento en el que la infección puede ser grave para el bebé es cinco días antes y cinco días después del parto porque el recién nacido aún no tiene defensas. El niño tendría entre un 17 y 30 por ciento de contagio de varicela neonatal, y desafortunadamente existen posibilidades de muerte.

 

Lo ideal es que en cuanto detectes el virus o sospeches que lo tengas, llames a tu doctor. No acudas porque puedes contagiar a otras personas, habla con él y te dará las indicaciones correctas para que puedas controlar el virus. Además, te harán un ultrasonido para saber si la varicela ha llegado al feto.

 

Sarampión

Lo primero que tienes que saber es que a estas alturas de la vida, son muy raros los casos de sarampión en México; la última epidemia ocurrió en entre 1989 y 1990.

 

Ahora, en dado caso de que por alguna extraña razón surgiera un brote, tienes que saber que el sarampión sí causa complicaciones en las mujeres embarazadas, llegando al aborto o el parto prematuro.

 

Eso sí, es importante que si ya estás embarazada no te pongas la vacuna contra el sarampión porque está contraindicada, puede incluso contagiarte.

 

Rubéola

 

Alégrate de saber que México es un país declarado libre de rubéola y del síndrome de rubéola congénita. Así que en realidad no tienes de qué preocuparte. Aún así te vamos a pasar algunos datos a tomar en cuenta.

 

Los primeros dos trimestres de embarazo son los más peligrosos, porque así como la varicela, el bebé puede desarrollar Síndrome de Rubéola Congénita (CRS), lo que puede provocar discapacidades como problemas en el corazón, hidrocefalia y hasta aborto.

 

Hablemos de cáncer de mama

¿Te contagiaste de alguno de estos virus durante tu embarazo?