¿Puedes elegir el sexo de tu bebé?

 

Si tú y tu pareja están listos para tener su próximo hijo, estamos seguras que la siguiente información sobre cómo elegir el sexo de tu bebé te será súper útil.

Quizá puedas pensar que esto es imposible de realizar, sin embargo no estaría mal que pusieras en práctica el método que a continuación te explicamos para que puedas elegir el sexo de tu bebé.

Método Shettles: elegir el sexo de tu bebé

Durante la década de los 60 y 70 en Estados Unidos, el especialista en obstetricia y ginecología Landrum B. Shettles, realizó diferentes investigaciones alrededor del esperma, llegando a la conclusión de que los espermatozoides pueden ser distintos en forma y tamaño, de acuerdo con los diferentes cromosomas sexuales que portan (masculinos o femeninos).

Gracias a estas investigaciones, publicadas en el libro, Your baby´s Sex: Now You Can Choose, el especialista Shettles ahonda en su teoría, la cual explica que los espermatozoides masculinos prefieren condiciones alcalinas, mientras que los espermatozoides femeninos prefieren condiciones ácidas.

El Método Shettles como tal, permite que las parejas conozcan la manera de mejorar el entorno del esperma de acuerdo con el sexo del bebé que desean procrear a base de posturas sexuales, duchas femeninas antes de las relaciones sexuales y sexo en los días de mayor fertilidad, de acuerdo con el calendario menstrual de la mujer.

Qué hacer si quiero tener una niña

Si tu sueño es tener una niña, lo recomendable serán las posturas cara a cara que permitan una penetración superficial durante el coito, de esa manera los espermatozoides pasan por el ambiente ácido de la vagina. Toda postura donde la mujer se encuentre sobre el hombre y de frente a él, son favorables para concebir una niña.

Qué hacer si quiero tener un niño

La posición ideal para poder concebir un niño implica una penetración vaginal profunda desde la parte posterior, con el fin de que las células de esperma se depositen cerca del cuello uterino, donde el ambiente es naturalmente alcalino. Las posturas sexuales más recomendables son de perrito, vaquera invertida, misionero con piernas en los hombros.

Cosas que no debes olvidar

Además de las posiciones durante el sexo, el método Shettles sugiere diferentes duchas antes del coito para la mujer con la intención de preparar el tracto reproductivo y mejorar el ambiente necesario para concebir un niño o niña.

Si deseas concebir una niña, lo recomendable es una ducha ácida, es decir con vinagre blanco (dos cucharadas de este líquido por un cuarto de agua); si por el contrario, tú y tu pareja desean concebir un niño, necesitarás una ducha alcalina, ésta se logra con dos cucharadas de bicarbonato de sodio por cada litro de agua.

Estas soluciones no representan un riesgo para las mujeres o fetos. Además, estas duchas se recomiendan antes de cada relación sexual.

¿El orgasmo femenino afecta?

Como hemos comprendido, el Método Shettler explica que la química de las secreciones afectan el medio ambiente del tracto reproductivo.

Cuando una mujer logra el orgasmo genera un ambiente alcalino por lo que si la eyaculación se da después del orgasmo femenino se estará aumentando las posibilidades de procrear un niño. Si desear concebir una niña debes abstenerte de tener un orgasmo hasta después de la eyaculación, de esa manera estarás manteniendo un ambiente ácido.

¿Conoces a alguien que haya puesto a prueba el método Shettles? ¡Ponlo en práctica junto a tu pareja! Esperamos que logren el resultado que desean.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados