¿Pueden castigar a mi hijo en la escuela?

La escuela es una zona donde los niños se desenvuelven de manera diferente, la convivencia con sus compañeros y otros adultos fuera de su entorno familiar, pueden provocar en ellos comportamientos que a muchos padres toman por sorpresa.

Por ejemplo, son muy platicadores en casa y en la escuela es reconocido como un niño tímido o viceversa.

Hablando sobre el castigo, esta es una palabra que hemos erradicado de nuestro vocabulario en el área educativa, generalmente manejamos la palabra “consecuencia”.

Inclusive en la ciudad de México existe un documento en las escuelas llamado “MARCO PARA LA CONVIVENCIA ESCOLAR EN LAS ESCUELAS DE EDUCACIÓN PREESCOLAR DEL DISTRITO FEDERAL” (Documento de divulgación del Oficio Circular No. AFSEDF/642/2011 “Lineamientos Generales por los que se establece un Marco para la Convivencia Escolar en las Escuelas de Educación Básica del Distrito Federal”), el cual es para toda la educación básica (preescolar, primaria y secundaria), donde se plantean protocolos a seguir ante ciertas situaciones que ocurren dentro de plantel educativo, y sí aunque sea llamado con otra palabra en efecto la escuela debe aplicar consecuencias ante ciertos comportamientos de los pequeños.

¿Qué pasa en otras ciudades?

En las escuelas generalmente existen reglamentos escolares que deben ser entregados al inicio de ciclo escolar para que tú como padre de familia y tus pequeños estén enterados de las acciones que la escuela puede tomar ante una situación en particular. 

Los profesores muchas veces crean ciertos protocolos dentro del aula: pedir disculpas al compañero cuando pasa algún accidente y notificar a los padres en las primera juntas escolares, puede ser uno de ellos. 

Es importante destacar, que debemos tomar nota del método que la escuela que elijas tiene como base, hay muchos estilos de escuelas y por ende, formas diferentes de proceder en las situaciones. 

La escuela es una parte del desarrollo psico-social de tu pequeño, hay que buscar escuelas que comulguen con tu forma de crianza ¡y ojo! Todas las formas de crianza son válidas, pero puedes meter en conflicto al niño al tener una forma de trabajar en la escuela y otra en casa.

La comunicación entre profesores y padres de familia es una herramienta base, muy valiosa para ambas partes hacer un trabajo en conjunto para y por los niños.

Tener las herramientas para saber los protocolos dentro de la escuela nos ayuda a comprender, cuando tu pequeño incurre en alguna situación, saber que debe existir una coordinación escuela-casa. 

 

Autor:

Psicóloga Jessica de la Cruz 

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados