Los niños de azul, las niñas de rosa. ¿Por?

Les vengo a contar un tema que me preocupa, a ver qué opinan:

Soy madre de 2 niñas y me he dado cuenta que a veces, aunque no quieras, acabas cayendo en estereotipos, como vestir a tus hijas de rosa.

Vaya, no hay nada malo con el color, simplemente digo que estaría bien que la variedad de ropa fuera más amplia. No es tan sencillo encontrar colores más neutros que no sean los que muchos identifican como “de niña”.

Y con este tema, quiero compartirles un fuerte sentimiento de preocupación hacia esas madres que aún les dicen a sus hijos varones que no pueden usar X color porque es de niña. O no dejan a las niñas ser Batman o Ironman porque son hombres.

Y lo más grave de todo, decirle a un niño: “No debes de llorar.”

¿Por qué todavía esas mamás siguen oprimiendo los sentimientos de sus hijos, sin ponerse a pensar que antes que cualquier cosa, son seres humanos que sienten?

Si le ponen una inyección, si se cae, si se da un golpazo ¿por qué demonios no tiene derecho a llorar? Es un sentimiento y esos no son ni de hombres ni de mujeres son de HUMANOS.

A los niños no les pasa nada si un día quieren pintarse las uñas. Y a las pequeñas no les altera la inteligencia si un día quieren intentar hacer pipí paradas ( les juro que me lo ha pedido).

Tenemos que recordar que están descubriendo el mundo y darles libertad, les ayuda a tener confianza, a incrementar su conocimiento, a explotar su creatividad y hasta a entender al sexo opuesto.

Comprémosle una carriola al pequeño hombre de la casa, o qué, ¿su papá no empuja la carriola de él?

Dejemos que la niñas se vistan de negro o azul o café y tengan una colección de coches si así lo desean.

Dejemos ya esos prejuicios y eduquemos niños libres, tolerantes y sobre todo, felices.

 

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados