¿Eres una madre adicta al celular?

¿Te ha pasado que tu hij@ te dice: “Mamá, mamá mira lo que sé hacer”. Y tú volteas a verlo pero cuando va a hacer eso tan maravilloso para él o ella, volteas al celular a ver algo y te pierdes el momento? Tu hijo se da cuenta y ¿sabes? eso lo hiere.

Desgraciadamente somos de las primeras generaciones de padres con celulares y conexión a internet 24/7 y nuestra adicción a las pantallas es tan fuerte, que afecta a nuestros hijos y nuestra relación con ellos.

Escuchaba a una psicóloga que decía que los preadolescentes que está atendiendo últimamente, muestran un fuerte sentimiento de enojo y abandono porque su madre y padre se la pasan viendo Facebook y chateando en el celular, lo que crea consecuencias terribles en ellos, como pensar que no son lo suficientemente importantes como lo que hay en el dispositivo.

Yo, como madre,  sé que a veces es cansadísimo estar jugando a las muñecas o a los super héroes; que escuchar historias fantasiosas a veces es agotador y que necesitas ver y enterarte de temas de adultos o descansar la cabeza con memes divertidos. No es malo aceptarlo, a todos nos pasa en algún momento.

Pero en verdad tenemos que ser muy cuidadosos y respetuosos con nuestros hijos y evitarles ese sentimiento de que es más importante para nosotros el celular que ellos. Además, ser congruente te ayudará en un futuro, cuando les pidas que guarden el celular en momentos importantes, ya que si no lo eres, ¿con qué cara le vas a exigir algo que tú misma no hiciste?

Recordemos que el ejemplo es la mejor forma de educarlos.

 

Y tú… ¿qué tan adicta eres al celular?

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados