La nutrición de tu pequeño a partir del año de edad

A partir del año, tu pequeño pasará por una etapa de grandes cambios, así como su cuerpo cambia, también su alimentación.

 

Durante esta etapa, tu pequeño podrá ir poco a poco integrándose a la dieta, eso no significa que deba comer lo mismo que come un adulto, pero sí podrá probar nuevos alimentos para seguir brindándole nuevas opciones con los nutrientes que necesita en esta etapa para continuar con su desarrollo.

Para poder tener acceso a los nutrientes que necesita, también es muy importante que le ofrezcas una alimentación variada y balanceada, esto forjará las bases para sus hábitos alimenticios cuando sea adulto.

 

Se recomienda incluir los 5 grupos de alimentos en cada comida principal (desayuno, comida y cena), estos grupos son: Verduras, frutas, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal. 

 

Verduras:

Las verduras le aportarán fibra, vitaminas y minerales importantes como: ácido fólico, hierro, vitamina A, entre otras. 

 

Frutas:

Las frutas son una fuente natural y saludable para que tu pequeño reciba azúcares naturales que podrá utilizar como una fuente de energía para seguir corriendo y jugando. 

 

Cereales:

Los cereales también son una fuente de energía natural procura ofrecerle cereales integrales. 

 

Las leguminosas le brindarán a tu pequeño proteínas de origen vegetal. Las leguminosas las puedes encontrar en las lentejas, garbanzos, alubias, frijoles. 

 

Los alimentos de origen animal le aportarán las proteínas que necesita para formar los bloquecitos que le ayudarán a crecer correctamente  y hierro que necesita para un adecuado desarrollo cerebral. Puedes encontrar estos alimentos en carne de pollo, carne de res, pescado, huevo y lácteos así como en como fórmulas especializadas para su edad. 

 

Lo que es importante que sepas es que no siempre la dieta familiar va a cubrir los nutrientes que tu pequeño necesita para esta etapa, recuerda que tiene un estómago pequeñito y requiere grandes cantidades de nutrientes. 

 

En mi caso, yo opté por buscar una fórmula especializada que cuidara las necesidades nutrimentales de mi peque, como la leche NAN Optipro Etapa 3, que no sólo le brinda proteína OPTIPRO, probiótico L Confortis y HM-Os, sino también le ayudó mucho a mejorar su digestión gracias a la combinación exclusiva que contiene. Lo noté enseguida.

 

Es normal que al principio, tu pequeño rechace los nuevos alimentos que le ofrezcas pues hay muchos sabores y texturas que son nuevos para él. Por lo que te recomiendo que se los presentes poco a poco y en su forma natural para que aprenda a saborear los alimentos. 

 

Un menú que sea llamativo para él funcionará mucho mejor. Utiliza alimentos de los 5 grupos, aprovechando sus colores, para que cada platillo le parezca atractivo y lo motive a comer.

 

Obtén más información para saber por qué es importante cubrir las necesidades nutrimentales de tu pequeño AQUÍ.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados