Nos divorciamos y mi ex le habla mal de mí a mis hijos

Con mayor frecuencia escucho a personas divorciadas decir que no saben qué hacer ante la realidad de que su ex pareja habla mal de ellos a sus hijos. Sin duda una situación que día a día complica mucho más la separación y la nueva reestructura familiar.

Aunque las personas se casan con la idea de que la unión será para toda la vida, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), confirma la tendencia en la disminución de los matrimonios en México, ya que de 2016 a 2017 el indicador descendió 2.8%. Mientras que el número de divorcios incrementó a 5.6% en el mismo periodo.

¿Qué hacer si mi ex le habla mal de mí a mis hijos?

  1. No lo tomes personal

Debes tomar en cuenta que tener un divorcio sano dependerá en gran medida de la razón por la que decidieron separarse, la madurez de cada uno, su personalidad y el tiempo que llevaban juntos. 

Si tu ex pareja decide expresarse negativamente de ti es porque sin duda aún necesita perdonar, soltar o trabajar un tema y/o emoción que todavía tiene hacia ti, por ello es que busca, de cierta manera, sacar ese sentimiento atorado a través de los comentarios que emite sobre ti.

  1. Evita la alienación parental 

¿Habías escuchado hablar sobre este término? No queremos espantarte, sin embargo puede existir una situación mucho más preocupante si tu ex habla mal de ti a tus hijos de forma constante.

La alienación parental es cuando uno de los padres, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia del niño con el objeto de obstaculizar, impedir, minar o desaparecer los vínculos afectivos con el otro progenitor, provocando el Síndrome de Alienación Parental. Tristemente, estas situaciones no quedan limitadas a los padres. Los abuelos, las nuevas parejas de los progenitores, o cualquier persona cercana a tus hijos, también puede generar este síndrome. 

Cómo detectar si tus hijos se encuentran bajo el Síndrome de Alienación Parental

  • Tus hijos tienen odio o desprecio igual o mayor que el de tu ex pareja hacia ti.
  • Tus hijos manifiestan sentimientos de rechazo mismos que el de tu ex pareja, con la misma autodeterminación y sin culpa alguna.
  • Tus hijos están bajo la guarda y custodia de tu ex pareja con el cual consideran su sentido de supervivencia.
  • Tus hijos relatan hechos detestables sobre ti, de los cuales no fueron testigos.
  1. Habla directamente con tu ex pareja

Sí, abordar este tema de forma directa será difícil pero necesario. Acércate con la intención de aclarar la situación, mantente tranquilo, sé puntual y claro con tu lenguaje, no seas grosero, irónico o sarcástico. 

Recuerda que para que el diálogo sea efectivo tienes que permitirte escuchar al otro. De ser posible lleva ejemplos concretos que muestren por qué sus acciones están repercutiendo en la estabilidad emocional de tu hijo. Por último, no te permitas caer en provocaciones. 

  1. Busca ayuda

No dudes en buscar apoyo psicológico como legal para que tanto tú como tus hijos puedan atravesar el proceso de divorcio de la mejor manera posible. 

Vivir un divorcio no es nada sencillo y puede complicarse un poco más si ya tienes hijos. Sin embargo, cualquiera que haya sido la razón por las que tanto tú y tu pareja pusieron fin a su relación, deben acordar lo siguiente: por sobre todas las cosas cuidar la salud física y emocional de sus hijos. 

 

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados