No presiones a tus hijos para que saquen 10

Lo sabemos, quieres lo mejor para tus hijos, por ello les exiges mucho para que logren alcanzar objetivos más altos que tú, sin embargo, es necesario que sepas que quizá esa no sea la manera adecuada para que lo logre. ¡No es necesario para que saquen 10!

No está mal exigir y pedir que tu hijo brinde su mayor esfuerzo en la escuela sin embargo es importante que al ser un papá consciente aceptes que todo debe ser bajo una medida razonable, equilibrada y reconociendo las propias habilidades e intereses de tu hijo. 

Consecuencias de presionar a tus hijos para que saquen 10

Estrés y depresión

De acuerdo con un reporte de investigación realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México a través de la ENEO, el estrés es considerado una respuesta orgánica funcional, hasta cierto punto normal, que cuando sobrepasa ciertos niveles, puede llegar a afectar de manera física, psicológica o social limitando incluso el aprendizaje. 

Tras analizar a más de 2 mil niños y adolescentes entre 8 y 17 años, se determinó que el 19.74% presentó síntomas depresivos, declaró Verónica Alcalá-Herrera, líder de las investigaciones realizadas en la Facultad de Psicología de la UNAM. Gracias a estos estudios concluyeron que el exceso de cargas académicas por parte de padres e incluso maestros puede ocasionar estrés y depresión. 

Ansiedad

Mientras tanto, la Revista Ibero-Americana de Educación explicó que cuando un niño ingresa a la escuela puede experimentar ansiedad por diversas razones, por ejemplo, una alta competitividad con sus compañeros o un elevado nivel de autoexigencia académica, sobre todo porque las calificaciones suelen considerarse un medio para lograr el reconocimiento de personas significativas, como los padres y los maestros.

Frustración

Si a tu hijo le es imposible alcanzar las calificaciones y resultados que tú le estás exigiendo puede crecer en él un sentimiento de frustración, bloqueo e incluso mal comportamiento al manifestar una actitud rebelde contigo. 

No alcanzar los estándares que tú le estás marcando puede hacer que se sienta inseguro con baja autoestima y poco motivado.

Identifica sus fortalezas y habilidades

¿Quieres un niño exitoso o feliz? El éxito en la vida no tiene el mismo significado para todos, incluso lo que esperas para tu hijo en su vida futura quizá no sea lo mismo que él desee como proyecto de vida.

Te aconsejamos aprendas a disfrutar el momento presente. Haz que disfrute y viva su infancia. Platica con él y conoce cuál es la materia que más le interesa y cuál es aquella que le cuesta mayor trabajo comprender. 

Una vez que tengas conocimiento de esto revisa de qué manera puedes ayudarlo a mejorar sus conocimientos y habilidades. De esa forma puedes impulsar aún más sus propios intereses y descubrir incluso su vocación. 

La infancia es una de las etapas más felices de la vida. Contribuye a que tu hijo viva al máximo estos años. Bríndale tu amor, apoyo, valores y herramientas para que un futuro logre sus objetivos y sueños pero, ojo, sin necesidad de presionarlo.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados