Miomas, ¿qué son? ¿cómo pueden afectar mi fertilidad?

De acuerdo con la Secretaría de Salud (Ssa), siete de cada diez mujeres presentarán miomas alguna vez en su vida. “Los miomas son protuberancias o tumoraciones benignas que están compuestos por tejido muscular y fibroso que se encuentran ubicados en el útero”, afirma la ginecóloga Karina Muñoz Velazco, especialista de la plataforma de Doctoralia.

Por ello, la especialista de la plataforma nos comparte algunos datos para que tomes tus precauciones y visites a tu especialista.

Cómo afectan tu fertilidad.

Pueden afectar dependiendo de la localización. Los miomas se clasifican en general en tres:

  • Subserosos. Se encuentran pegados al útero, pero por fuera.
  • Intramurales. Se localizan en la pared del útero.
  • Submucosos. Se relacionan con más del 90% en la infertilidad o pérdida del embarazo.

La especialista de la plataforma menciona que, “depende del tamaño y ubicación de los miomas, se puede relacionar con una tasa de incapacidad de concebir alta ya que pueden distorsionar la cavidad y por ello, no se puede implantar nada”.

Por qué se presentan.

Las causas aún no están bien aclaradas; sin embargo, se presentan debido a las hormonas reproductivas femeninas y a los antecedentes familiares.

Síntomas.

  • Sangrado menstrual excesivo.
  • Hinchazón y dolor de abdomen.
  • Complicaciones en el embarazo y en el parto.
  • Periodos menstruales más largos (periodo entre dos o más veces al mes)

Prevención.

No hay una forma en la que se prevenga, pero se puede disminuir el riesgo de presentar fibromas optando por un estilo de vida saludable, por ejemplo, manteniendo un peso normal, haciendo ejercicio y comiendo frutas y vegetales

Tratamiento.

  • Miomectomía es la opción más empleada, consiste en una cirugía en la que se quitan todos los miomas.  
  • Tratamiento hormonal. Los medicamentos para los fibromas uterinos están dirigidos a las hormonas que regulan el ciclo menstrual y sirven para tratar síntomas tales como el sangrado menstrual abundante y la presión pélvica. No eliminan los fibromas, pero pueden reducir su tamaño.

Finalmente, la ginecóloga Karina comenta que “es muy importante que cada paciente, cuando empieza su edad reproductiva, se revise y no se espere hasta presentar los síntomas. Al menos una vez al año se debe acudir con los especialistas para verificar que no haya ningún desorden”.

 

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados