Llega un nuevo hermanito… ¿qué hago?

Por muy bien planeado que esté, la llegada de un hermanito implica un reacomodo de rutinas para la familia.

Casi un 80% de los niños crecen por lo menos con un hermano o una hermana, según la Academia Americana de Pediatría (AAP). Es momento de ponerle atención a todo: desde los tiempos que dedicas al mayor como su reacción. Toma en cuenta lo siguiente:

1.- Acerca a tus hijos desde el embarazo

Tal vez cuando le diste la noticia saltó de felicidad, o bien, se fue a su cuarto a esconder… ambos son reflejos importantes de cómo se integrará el nuevo bebé a la familia. Acerca a tu hijo mayor desde las citas prenatales -donde puede acompañarte- y comience a acercarse a la evolución del nuevo bebé.

2.- El agradecimiento del hermano menor al mayor

Prepárate con un regalo que el bebé traiga para tu hijo mayor, puede ser de lo más sencillo. Lo importante de esto es que tu hijo se sienta reconocido.

3.- Fomenta el vínculo desde que se conocen

Haz partícipe a tu hijo de momentos emocionantes, como el baño en casa. Pídele que él participe acomodando la ropa de su hermanito y deja que él lo moje de vez en cuando. Así verá lo importante que es cuidarlo y se sentirá muy bien haciendo equipo contigo.

4.- Combina tu atención

Seguramente el bebé necesitará mucho de ti en los primeros meses, pero no olvides que hay alguien que te espera únicamente para dormir.  tendrá mayor atención al momento del baño, de alimentarlo o de dormirlo. ¡Combina actividades! Por ejemplo, cuenta un cuento al mayor mientras de dar de comer al bebé.

5.- Brinda seguridad al mayor

La excesiva atención al bebé puede hacer endeble la seguridad de tu hijo. No olvides reconocer su labor en cada oportunidad y repítele frases que fortalecerán su autoestima.

Por último: ¡déjate de culpas y disfruta a tus hijos!

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados