Cuando nos convertimos en mamás, buscamos lo mejor para nuestros pequeños; ropa, juguetes y accesorios, sin embargo, de lo más importante es, su alimentación.

Todas las madres, sabemos perfectamente que no hay nada que sustituya a la leche materna, es lo mejor que podemos brindarles a nuestros bebés, pero lamentablemente no todas las madres podemos llevar a cabo una Lactancia Materna exitosa y exclusiva.


Y es cuando emprendemos la búsqueda de una fórmula infantil que le brinde a nuestros pequeños los nutrientes que necesitan, incluso podemos buscar estas opciones como un alimento complementario.

Entre tantas opciones que tenemos, la fórmula a base de leche de cabra debería estar entre ellas, ya que es una alternativa que brinda de forma natural más propiedades y beneficios que los ofrece la leche de vaca, además de ser de fácil digestión para tu pequeño y también más suave para su estómago.

Hay muchas razones para brindarle a tu bebé este tipo de fórmula. Aquí te compartimos los datos más interesantes y con mayor relevancia para nuestros pequeños.
Su mayor beneficio es la fácil digestión y absorción de la proteína debido a su composición natural. En cuanto a los ácidos grasos que contiene la fórmula a base de leche de cabra, son únicos en su aporte de energía, incluyendo B-Palmitato.

Ahora en México puedes encontrar la fórmula premium a base de leche de cabra, llamada Kabrita. Esta fórmula es de origen holandés y es una alternativa de fácil digestión para los más chicos ya que está enriquecida con proteína de suero, tiene altos niveles de B- Palmitato, un compuesto que ayuda a aumentar el aprovechamiento de las grasas buenas y facilita la absorción del calcio y magnesio, además de que es beneficioso para el sistema inmune y previene el estreñimiento. Kabrita contiene ácidos grasos omega -3 DHA y omega -6 ARA, que aportan beneficios cardiovasculares, así como beneficios para el desarrollo cerebral, visual y del sistema nervioso central.

Kabrita también contiene galactooligosacáridos, los cuales ofrecen un efecto prebiótico, ayudando a regenerar la flora intestinal y previniendo infecciones y alergias.

Es importante que sepas que si tu pequeño es alérgico a la proteína de la leche de vaca (APLV) o es intolerante a la lactosa, la leche de cabra no es apropiada para él o ella.


¿Qué te parece esta alternativa? Cuéntanos, queremos saber tu opinión.