Impulsa la creatividad de tu hijo creando música con vasos y agua.

La exploración musical en los niños es una buena manera de impulsar su creatividad y de reconocer su entorno. 

Seguramente te ha pasado que, conforme va creciendo, tu hijo se interesa por su entorno y te llega a preguntar cada vez más sobre el sonido de animales y transportes. Esa curiosidad es la clave para llevarlos de la mano a explorar la música.

La música proporciona a los niños las habilidades cognitivas y motoras que necesitan para un buen desarrollo y ¡no necesitas tener un instrumento a la mano!

Involucra a tu hijo en el aprendizaje musical de una manera sencilla para trabajar la armonía, la melodía, el ritmo y la composición. Te proponemos esta actividad para niños de 2 años y medio en adelante.

Materiales:

5 vasos de cristal

1 jugo Pau Pau sabor manzana, uva, mango, naranja y cereza

1 cuchara de metal

¿Qué hacer?

Llena los vasos a diferentes alturas y fórmalos en línea del más lleno al más vacío. Tendrás un xilófono formado con vasos que contienen el jugo de Pau Pau. Debe ser un vaso por cada sabor con el fin de formar un arcoíris.

Dale la cuchara de metal a tu hijo e invítalo a que toque los vasos para reconocer el sonido que emite cada uno de ellos. 

¿Por qué el sonido es diferente? 

La cantidad de agua cambia la frecuencia de resonancia de los vasos. Dependiendo de la altura a la que esté el agua dentro del vaso, su sonido será diferente porque las dimensiones de la superficie vibrante del vidrio son diferentes.

Los sonidos más graves serán los que están más llenos, y los agudos, los que están más vacíos. Eso causa que los sonidos sean diferentes.

Compartan este experimento con la familia. Pueden presentar un recital con algunas piezas musicales que hayan creado. Al final, pueden tomarse los Pau Pau, un jugo que encanta a los niños.

Descubre más ideas en https://www.facebook.com/PauPauMexico/