Home office y embarazo: combínalo correctamente

El home office te da la oportunidad de no recorrer distancias ahora que estás en el  embarazo y te ayuda a que el espacio en el que estés sea adaptable fácilmente. 

Lo primero que debes hacer es seleccionar el lugar en el que estarás conectándote a trabajar en home office, revisa que tenga buena iluminación y que todo lo tengas a la mano ahora con el embarazo; además, sigue estas recomendaciones:

  1. Eleva las rodillas

Adquiere un banco pequeño para que subas ahí tus pies y que mantengas un ángulo de 90 grados en las piernas. Con ello, la presión disminuirá en las piernas y la circulación sanguínea mejorará.

  1. Sigue la regla 5×2

Esta acción es muy simple de hacer y tiene beneficios para ti: por cada 2 horas que estés sentada, levántate al menos 5 minutos para caminar y despejarte. Escucha música relajante mientras caminas, aunque sea home office.

  1. Practica tu respiración

Oxigena tus pulmones haciendo ejercicios de respiración que ayudarán a purificarte y te darán tranquilidad. Entre cada videollamada laboral puedes hacer un minuto de estos ejercicio.

De acuerdo con la Clínica Mayo, de Estados Unidos, para evitar las náuseas puedes comer galletas y otros alimento

  1. Come snacks constantemente

De acuerdo con la Clínica Mayo, de Estados Unidos, para evitar las náuseas puedes comer galletas y otros alimentos livianos. Mantén una reserva a la mano para que te resulte cómodo consumirlos.

  1. Ajusta la altura de la computadora  

Para no jorobarte y mantener una postura incorrecta, coloca una base a tu computadora para que quede a la altura de los ojos.

  1. Convierte a los flats en tus mejores amigos

Usa flats y revisa que la suela sea antiderrapante.

No dejes que el estrés te abrume

Para no perder el control, hay tres pasos que debes seguir:

  • Toma el control: Enlista a diario tus pendientes y establece prioridades. Si puedes delegar, hazlo.
  • Habla con tus compañeros: Ya sea por whats o en llamada telefónica, comparte las frustraciones con un compañero de trabajo o amigo que te brinde apoyo sobre lo que estresa tu día.
  • Relájate: Recurre a tus ejercicios de respiración o inscríbete a algún curso de yoga prenatal en línea para lograr que te relajes.

Recuerda que con estos pequeños ajustes ayudas a tu embarazo y a que el día en el home office no te agobie.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados