Hiperlactancia, lo que debes saber

Se ha hecho común escuchar a mujeres que recientemente se han convertido en mamás sobre su poca producción de leche materna, sin embargo existen casos, no tan comunes, en donde otras más viven la hiperlactancia, el suministro excesivo de leche materna. 

Es importante que sepas que la hiperlactancia se origina justo en el momento en que comienzas a amamantar a tu bebé, por lo que sentirás tus mamas llenas, gotearán y tendrás la necesidad de extraerte leche incluso después de haber dado pecho a tu hijo.

La hiperlactancia no es una enfermedad ni padecimiento grave por lo que no tienes que preocuparte, sin embargo es vital que aprendas a extraerte la leche en tiempo y forma ya que, de no hacerlo, podrías sufrir mastitis.

Causas de la hiperlactancia 

De acuerdo con Mayo Clinic, estas son las cuatro principales razones por las que una mujer puede producir una cantidad extrema de leche.

  • Tener demasiada hormona prolactina en la sangre (hiperprolactinemia), la cual estimula la producción de leche materna
  • Tendencia congénita 
  • Tener un tratamiento incorrecto de lactancia
  • Tomar medicamentos que aumentan la producción de leche

Aspectos a considerar si tienes hiperlactancia

  • Al producir demasiada leche tendrás constante dolor de mamas
  • Tu hijo podría subir considerablemente de peso
  • A tu bebé podría serle difícil mantener el ritmo de succión pues la leche sale con un poco de fuerza
  • Debido al flujo constante y veloz de leche, tu bebé podría sentir rechazo a tu pecho, o bien, padecer atragantamientos, gases, problemas estomacales y cólicos.

Qué hacer si produces mucha leche

Aunque pueda ser incómodo el exceso de producción de leche materna te sugerimos te enfoques en el lado positivo de esta situación, por lo que considera acudir a bancos de leche materna.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, el Estado de México es líder en la captación y donación de leche materna. De enero a octubre de 2018 los bancos de leche atendieron a más de 6 mil bebés prematuros y contaron con la solidaridad de 11 mil 800 madres donadoras. 

Tú podrías ayudar a reducir las cifras de desnutrición, morbilidad y mortalidad infantil en México. Esto es lo que debes considerar si quieres donar tu leche. 

¿Quién puede donar?

  • Mujeres en periodo de lactancia
  • Sin antecedentes de riesgo para hepatitis C, VIH(Virus de Inmunodeficiencia Humana) y Sífilis (Exámenes de Laboratorio no reactivos).
  • Sin contaminantes en manos y/o mamas.
  • Sin transfusiones de sangre en los últimos 5 años.
  • Uso de medicamentos exclusivamente aceptados durante la lactancia
  • Ningún consumo de alcohol, cigarrillo, y/o drogas. 

Infórmate sobre un banco de leche cercano a tu hogar. 

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados