¿Familias metiches? Esto es lo que puedes hacer

He sabido de muchas mujeres que desgraciadamente no pueden disfrutar de su embarazo y maternidad debido a su familia o a la de su pareja. Ellos opinan o buscan que los futuros padres, sigan al pie de la letra los consejos que ellos dan, o en el peor de los casos, no los dejan opinar y son ellos quienes se encargan de decidir aspectos importantes del bebé.

No es nada fácil para una madre primeriza enfrentarse a una familia que quiere imponer su opinión, especialmente si te sientes deprimida en el post parto, dependes de ellos económicamente, vives en su casa o simplemente el miedo de ser madre se apodera de ti.

Pero también depende sólo de ti y tu pareja marcar límites. Ustedes son quienes deben tomar todas y cada una de las decisiones, pueden pedir consejos pero no permitir que otros decidan por ustedes.

Busquen siempre la forma de hacerlo con respeto, entendiendo que todos los que los rodean los aman a ustedes y claro, al bebé, por lo que no harían nada para dañarlo.

Los demás deben entender que ustedes son los padres y que si necesitan algo, no dudarán en pedirles ayuda.

Cuida no lastimar a tu madre o a tu suegra, para ellas ser abuelas es un momento increíble que no debe verse afectado por discusiones o palabras hirientes.

Habla mucho con tu pareja, si los ven como un equipo que trabaja bien, coordinado y llenos de paciencia, les será más difícil inmiscuirse entre ustedes, pues nada le da más paz a una familia que la armonía.

Y lo más importante, infórmate, lee artículos de especialistas, bien dicen que la información es poder. Si quieren decirte que tomes atoles, caldos y cosas así para producir más leche,  tú sabrás responder si sí o si no y por qué sí o por qué no producen más leche.

Si te dicen que lo metas a la andadera para que aprenda a caminar, pero tú no quieres, leyendo o escuchando a especialistas, podrás explicarles con argumentos válidos por qué cada vez se recomienda menos su uso.

Muchas abuelas creen en los mitos porque dicen que les funcionaron, pero a veces éstos pueden dañar al bebé más de lo que te imaginas. Estar informada y sobretodo hacerle caso a tu pediatra, es lo mejor para tu hijo.

Disfruta a tu bebé que las etapas no vuelven nunca y sólo son bebés una vez en la vida.

 

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados