¿Cómo preparar la primera visita del bebé al dentista?

Desde que era pequeña, mi experiencia con los dentistas fue ¡fatal! De mis hermanas, fui la que peores dientes tuvo y me convertí en la paciente semanal del consultorio dental. Por ello, desde que nació mi primer hijo, estuve atenta para llevarlo ‘a tiempo’ a consulta.

Tal vez fue mi estrés, pero desde los 6 meses yo buscaba que algún dentista viera las encías de mi bebé y me dijera que no tendría ningún problema. La realidad es que sería hasta que le saliera el primer diente cuando realmente podían dar algún veredicto. Investigué e investigué, hasta llegar a los siguientes puntos clave:

  • La Asociación Dental Mexicana (ADM) recomienda visitar por primera vez al dentista cuando le salga el primer diente al bebé, pero si esto no sucede, entonces cuando el bebé cumpla un año.
  • Antes del año, debes mantener la limpieza de la encía con una gasa húmeda y limpia luego de cada toma de leche.
  • Después de ir a la primera cita, puedes esperar hasta los 6 meses para otra revisión.

De acuerdo con la ADM, en México 9 de cada 10 niños de preescolar o primaria tienen caries y esto sucede por varias causas, como: higiene dental deficiente, chuparse el dedo o exceso de azúcar… ¡qué susto!

¿Qué pasa en la primera cita con el dentista?

No te estreses y revisa lo que va a pasar:

  1. El dentista o el odontopediatra hará un historial médico de tu bebé, por lo que lleva a la mano las fechas importantes y haz un listado de los acontecimientos más representativos de tu hijo.
  2. Hará una revisión de dientes y encías.
  3. Revisará si hay problemas de mordida cruzada o abierta o caries.

¿Cómo preparar a tu hijo?

Lo primero que hay que hacer es poner el ejemplo. En mi caso, eso fue muy difícil, pero me di cuenta de que transmitirle confianza a mi hijo era clave para no heredar el miedo que me generaba ir al dentista.

  1. Explícale la importancia de cuidar los dientes. Tendrás que ser muy creativa y jugar con él para contarle, por medio de una historia o interacción con sus muñecos, sobre la importancia de los dientes.
  2. Dale seguridad. Dile que no lo dejarás solo en la consulta (a pesar de que no estén en la misma habitación), deja claras todas las dudas que tenga e impúlsalo a enfrentar la situación.
  3. Cuéntale lo que va a suceder en la cita con el dentista. Dale detalles sobre lo que el dentista hará. Platícale sobre los instrumentos que usa y la dinámica de la cita.
  4. Preséntale al dentista e interactúen. Puede ser con juguetes, con una plática o algún juego como pueden iniciar el encuentro antes de la revisión.

A la edad en la que iniciarán sus visitas al dentista, los niños están muy alertas a lo que suceda a su alrededor, por eso siempre es mejor detallar y platicar antes de exponerlo a una situación incómoda. 

Si hay algo que no te parece de tu dentista, será mejor hablarlo desde un principio. No te quedes con dudas o comentarios, todo es para que tu hijo tenga una mejor experiencia en el consultorio.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados