Experiencia sensorial con la comida

Aprovecha y haz este momento algo positivo para tu hijo.

Desde que Cristina comenzó a descubrir su mundo, todo lo que sus manos tocaban se lo llevaba a la boca inmediatamente.

Un día le pregunté a mi pediatra si esto era normal, pues no había nada que no fuera explorado por sus labios, a lo que me respondió que sí, es su forma de conocer el mundo.

Por eso no se me hace raro que cuando somos adultos, disfrutar la comida es uno de los placeres más grandes que tenemos en la vida.

Cristina hoy tiene 1 año 5 meses y disfruta muchísimo la hora de la comida, mi pediatra me pasó algunos tips para aprovechar y hacer de este momento una experiencia sensorial que les ayudará hasta en su forma de socializar.

shutterstock_306720365NOTA

  1. Déjalos que toquen todo, hasta el espagueti con sus deditos, que lo apachurren, se lo lleven a la boca y hasta lo escupan. Están experimentando y es en ese momento cuando su cerebro está haciendo miles de conexiones.

 

  1. Utiliza platos, vasos y cubiertos llamativos, de diferentes colores y texturas. Y no lo obligues a usarlos, déjalos ahí como una opción para que pongan y quiten la comida de ellos, pero si decide llevarse la comida a la boca con sus manos no lo reprendas, guíalo a usar los cubiertos sin forzar.

 

  1. Relájate, tómate tu tiempo para comer con ellos y dales a ellos su tiempo. Es importante que no se genere estrés ni prisas, pues podrían tomarlo como algo negativo.

 

  1. Platica con tu hijo cuando estén comiendo, pregúntale si le gusta, de que color es, si está suave. Tu esposo aquí se puede involucrar para tener una mayor conexión con el bebé.

 

  1. Si tu hijo es más grande, puedes pedirle que te ayude a acomodar las verduras en la mesa o a lavar las frutas para el agua de sabor, esto les ayudará a conocer las labores de la casa y a involucrarse en ellas.

 

  1. Dale galletitas o snacks pequeños para que perfeccione el movimiento de pinza de los dedos, esto le ayuda a su motricidad fina. También puedes pedirle que los meta a un bote y lo saque.

 

  1. Otro ejercicio que los ayuda a su motricidad es desenvolver paquetes o abrir frascos, esto activa su imaginación y destreza.