Cómo criar niños no machistas

Como madres, una de nuestras principales preocupaciones cuando tenemos varones es saber cómo criar niños no machistas.

Para comenzar debes saber que el machismo se refiere a la actitud y comportamiento que tiene el varón hacia las mujeres, y que violentan su dignidad, es ‘sentirse superiores’ por alguna condición.

Ante ello puede generarse cualquier tipo de violencia (psicológica, económica, física o social) por parte de los varones. Para muestra este dato: 58% de las mujeres dice haber sido excluida o discriminada en México, según la última Encuesta Nacional sobre Discriminación, del INEGI. 

Una ‘herencia’ que puede cambiar

Todo comienza en casa. Los estereotipos son marcados desde la infancia y, en su mayoría, han sido una herencia de generaciones pasadas. 

De acuerdo con Liora Gomel y Ariel Dorfman, en su libro ‘Cómo criar hijos no machistas’, los estereotipos los repetimos sin darnos cuenta y vamos por inercia a ser parte de una cultura ya establecida.

“Es una cultura que marca que las niñas van de rosa y los niños de celeste; que a ellas se las felicita por ser lindas y simpáticas y a ellos por ser inteligentes y valientes. Y todo lo que viene después”, señalan.

Es en una cultura así donde los niños adquieren los estereotipos sobre los juguetes a usar, el color que deben vestir, las labores que tienen que realizar, e incluso, la forma en que deben amar: proteger o ser protegido. Es un machismo invisible.

¿Qué hacer?

Como mamás podemos sentar las bases de lo que nuestros pequeños serán en un futuro y podemos criar niños no machistas. Las pequeñas cosas marcan la diferencia:

  • Integra a tus hijos en las tareas del hogar. El sentido de la responsabilidad y autonomía se forman en casa. Comparte las tareas del hogar con tus pequeños para que a todos les toque hacer labores que por años han sido adjudicadas a la mujer.
  • Juguetes sin género. Tanto a niñas como a niños les puede ser atractivo jugar futbol o ‘atrapadas’, con ello desarrollan su fuerza, coordinación y motricidad; así como jugar a la ‘casita’ es un juego en donde ambos géneros comparten su sensibilidad y sentido de protección.
  • Colores para todos. Contribuye a que tus hijos usen en su ropa, accesorios y habitación tanto el color rosa como el azul, que tanto se han asociados al género.
  • Escucha a tu hijo. Hablen de sus gustos en colores, juguetes y actividades. Exprésale que debemos respetar las diferencias entre hombres y mujeres, y respetar las preferencias en colores o actividades. Apóyalo en todo lo que quiera realizar, eso fomenta su seguridad e independencia.
  • Cuestiona los prejuicios. Si al volver de la escuela tu hijo te hace comentarios sexistas, cuestiónalo y haz que reflexione sobre ello.
  • Pon el ejemplo. La familia es el círculo primario para fomentar un trato igualitario y respetuoso para mujeres y hombres. Quédate atenta a tus acciones, forma de expresarte y actitudes, para que éstas no sigan el machismo invisible.
Sin comentarios

Los comentarios están cerrados