¿Cómo ayuda a los niños tener una mascota en casa?

Si todavía dudas en adoptar una mascota para tu hijo, lee con atención porque te diremos cómo ayuda a los niños tener una mascota en casa. 

¿Tu hijo te ha insinuado un par de veces lo feliz que sería si tuviera una mascota? Considera realmente darle esa alegría. Aunque creas que tu casa se volverá un caos y que no tienes tiempo para una nueva responsabilidad, créeme, tanto a ti como a tu hijo les vendrá bien vivir todos los beneficios que tiene adoptarla, ya sea un perro, gato, pez, conejo, tortuga, y más. 

¿Cómo ayuda a los niños?

Antes de enfocarte en los cuidados y gastos que implica tener una mascota, conoce la forma en que la vida de tu hijo va a ser enriquecida. 

  • Una buena compañía

Tener una mascota sin duda alguna estimula el contacto físico y la comunicación. Aunque sabemos que su mascota no va a seguirle la charla, aumenta la necesidad de tu hijo de hablar porque es su compañía. 

  • Aumenta su sentido de responsabilidad

Una mascota en casa implica que las prioridades van a cambiar un poco pues el nuevo ser vivo e integrante de la familia ayudará a que tu hijo esté al pendiente de sus necesidades y querrá colaborar en sus cuidados. 

  • Será más feliz con su mascota

Al pasar un rato de juegos con su mascota, tu hijo podrá experimentar mayor felicidad natural ya que tendrá un aumento de oxitocina, “la hormona del amor”. En el caso de tener un perro, una investigación realizada en la Universidad de Azuba, en Japón, determinó que jugar con ellos puede mejorar el humor y reducir niveles de ansiedad.

  • Aprende la empatía

Cuidar de un animal requiere de la capacidad de ver por el otro, es decir, a través del cuidado diario de una mascota, tu hijo desarrollará su empatía pues cuidará de él, estará atento a sus horas de comida, si está limpio, estresado, si desea jugar o si es momento de que descanse. 

  • Efectos sobre la salud

Según el National Institute of Health las investigaciones sobre las interacciones entre humanos y animales todavía son relativamente nuevas.

Sin embargo se ha demostrado que interactuar con animales disminuye los niveles de cortisol (una hormona relacionada con el estrés) y disminuye la presión arterial.

Otros estudios han encontrado que los animales pueden reducir la soledad, aumentar los sentimientos de apoyo social y mejorar su estado de ánimo. 

¿A poco no quieres que tu hijo disfrute de la compañía de su nueva mascota?

Paso a paso con la mascota

De acuerdo con la American Academy of Child & Adolescent Psychiatry, estas son algunas consideraciones que debes tener antes de tomar la gran decisión de ir por ese animalito que le robará el corazón a tu hijo.

  • Si tu hijo tiene entre 3 y 4 años, siempre vigílalo cuando esté con su mascota ya que a esa edad los menores aún no tienen la madurez para controlar sus impulsos agresivos y de enojo, por lo cual podría lastimar a su mascota. 
  • Hasta los 10 años de edad, tampoco te recomendamos dejarlo solo cuidando de su mascota y menos si ésta es de una raza grande.
  • Aunque la mascota “sea de tu hijo”, como papá o mamá debes estar al pendiente de su correcto cuidado. 
  • Es muy importante que tu hijo comprenda de una manera clara y amigable que los animales, como las personas, necesitan comida, agua y ejercicio.
  • Si tu hijo descuida la mayor parte del tiempo a su mascota considera encontrar un nuevo hogar para el animal.
  • Y por último, pero no menos importante, recuerda que tú sirves como modelo a seguir. Tu hijo aprenderá a ser un dueño responsable observando tu comportamiento. 
Sin comentarios

Los comentarios están cerrados