¡Bye trabajo, quiero ser mamá!…. dice el 57% de la mujeres

No mientas, a todas se nos ha cruzado por la mente la idea de decirle adiós al trabajo luego de la maternidad, ¿o no? Esta es la situación profesional a la que nos enfrentamos luego de ser mamás y el 57% de las mujeres le dice adiós a su vida profesional.

La maternidad y paternidad han sufrido muchos cambios en las últimas décadas.

Si bien las mujeres han logrado desarrollarse profesionalmente, a la par de llevar su rol como mamá, y los hombres dedican mucho más tiempo a sus hijos, (en comparación de los padres de los años sesenta y setenta), aún falta lograr avances sólidos para que estas dos facetas se vivan de forma equilibrada y sin estar peleadas una con la otra. 

Un estudio titulado “Maternidad y trayectoria profesional”, elaborado por la investigadora y docente de la Facultad de Educación de la Universidad Internacional de Catalunya (UIC), Esther Jiménez, y la profesora del IESE Business School, Nuria Chinchilla, pone sobre la mesa aspectos importante sobre la maternidad y el trabajo.  

De acuerdo con las encuestas realizadas en dicho estudio, refleja que el 57% de las mujeres ha renunciado a algunos trabajos por ser incompatibles con la maternidad, un 53% afirma que ser madre le ha impedido una mayor proyección profesional, y un 46% reporta haber tenido que trabajar mucho más duro para demostrar su valor y capacidad.

A lo anterior se suma el acoso que el 45% ha sufrido en procesos de selección para un trabajo, al ser cuestionadas sobre si tienen o desean tener hijos; por último, un 20% de las encuestadas (1,560 mujeres), declaró que no les han permitido reincorporarse a su puesto de trabajo después de la maternidad. 

En México existen 48.7 millones de mujeres (de 12 años y más) de las cuales 32.7 millones son mamás, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

De las mamás mayores de 15 años, 43.4% tiene empleo. El 63.7% de las mujeres ocupadas y con hijos son trabajadoras subordinadas y remuneradas, 26.6% trabaja por cuenta propia y 7% son mujeres ocupadas que no reciben remuneración por su trabajo; solo el 2.7% de las mujeres que son madres y están ocupadas, son empleadoras.

Así mismo el INEGI reportó que el horario de las madres que trabajan es menos extenso que el de las mujeres sin hijos. Del total de madres ocupadas, 53.8% labora 40 horas a la semana, mientras que las mujeres sin hijos, que equivalen a un 63.8%, cumplen jornadas semanales de más de 40 horas.

Sin embargo, una mujer con hijos vive y experimenta lo que la socióloga norteamericana, Arlie Hochschild, llama “segundo turno” el cual hace referencia a la doble jornada que realizan las mujeres dentro y fuera del hogar.

La decisión de tener hijos no es una elección que debe caer únicamente en los hombros de la mujer y para lograrlo, tanto hombres como mujeres deben vivir la maternidad y paternidad de forma equilibrada

En este caso nosotras como mujeres debemos romper con el micro-machismo existente.

El estudio antes mencionado define al micro-machismo como las injusticias de la vida cotidiana que pasan desapercibidas y pone como ejemplo la predisposición que como mujeres tenemos al cuidar de los hijos, del que con frecuencia suele aprovecharse el hombre.

De igual manera se requiere un entendimiento, apoyo y flexibilidad por parte de las organizaciones y empresas ante las mujeres y hombres que ya tiene hijos y están perfectamente calificados para continuar desempeñando su labor profesional.

¿Qué necesitas para llevar tu rol de mamá de una forma más equilibrada? No seas del 57% de las mujeres le dice adiós a su vida profesional.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados