Ayudar con los niños vs ejercer la paternidad

Vamos a ver…

¿Cuántas mujeres pueden presumir que su marido ejerce su paternidad de manera efectiva y responsable? Desgraciadamente no tantas como nos gustaría que fuera ¿cierto?

Muchas tenemos la expectativa de que, al convertirnos en una familia nuestra pareja se va a involucrar al 100% en crianza pero, desgraciadamente, en muchos hogares no sucede así.

La triste realidad:

Aún hay hombres que “presumen” de que ellos sí ayudan a su mujer con los niños. Y a muchas se nos revuelve el estómago al escuchar esto, pues la cosa no va así…

Tenemos siempre que tener en cuenta que la figura paterna es igual de importante que la materna. Por eso, la crianza debe ser compartida y desde un inicio hay que tener absoluta comunicación con nuestra pareja de cómo vamos a dividir tareas, momentos y cómo seguir teniendo tiempo de pareja.

Por ejemplo, despertarse al mismo tiempo que los hijos en fin de semana, no es algo que se les ocurra a todos los papás, ellos prefieren descansar mientras la mamá se encarga.

Aunque hay muchos que también saben que es el momento perfecto para disfrutar al máximo a sus hijos. Por eso, le dicen a su pareja que duerma un poco más mientras él les da de desayunar.

¿Qué hacer para mejorar esta actitud?

Tal vez al inicio tu pareja se sienta excluido cuando llegué el bebé, ya que en ese momento el pequeño demandará mucho de ti. Pero desde aquí, él debe empezar a ejercer su paternidad, mientras tú descansas, te bañas o duermes, él puede cambiar pañales, bañar al bebé, hacer la comida para ambos, arrullar a su peque, etc.

Si tu caso es de estos, en los que tu pareja cree que te está “ayudando”, habla con él y explícale que el hijo es de ambos. Esto hace que los necesita de la misma forma a los 2. Dividan momentos como el baño, dar la cena y jugar. Y pasen tiempo juntos todos, saliendo al parque, jugando en casa o leyendo un cuento por la noche.

Nunca es tarde para empezar.