Ayúdale a tus hijos a desarrollar la confianza en sí mismos

Sabemos que el amor que sientes hacia tu hijo es más grande que cualquier otra cosa, por ello, si deseas heredarle algo realmente valioso para su vida te recomendamos que sea desarrollar la confianza en sí mismos.

¿Qué es la confianza en uno mismo?

La confianza es una actitud que permite a los individuos tener una visión positiva acerca de ellos mismos. Estas personas confían en sus habilidades, sienten que tienen el control de sus vidas y se creen capaces de lograr lo que han planeado, aunque, también son realistas de las circunstancias, incluso si algo no sale como ellos lo planean siguen positivamente, define el Centro de Salud Mental de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

A continuación desarrollamos puntos importantes a través de los cuales puedes ayudar a tu hijo a desarrollar la confianza en sí mismo.

Permite que resuelvan problemas por sí solos 

Como papá quieres ayudarlo en cada situación que se presente, sin embargo, la sobreprotección en ocasiones impide que tu hijo descubra su propio potencial y por ende limitas que desarrolle su propia confianza. Dale la libertad de aprender por sí solo aunque en las primeras ocasiones no todo se solucione de manera positiva. Por ejemplo, quizá las primeras veces no termine la tarea tan rápido como si lo hiciera contigo, aunque demore, permite que él sólo vaya perfeccionando eso.

No quieras que actúe como un adulto

Esperar que tu hijo reaccione de forma casi perfecta puede hacerlo sentir estresado porque no está cumpliendo con tus órdenes: “siéntate bien”, “come con la boca cerrada”, “saluda a todos”, “no hables con la boca llena”, “no te ensucies”. Sentir que no cumple con tus expectativas puede quebrar su confianza. 

Resuelve sus dudas

En el momento en que tu hijo atraviese por la etapa de gran curiosidad acudirá a ti, su superhéroe, para que le resuelvas cualquier inquietud. Cuando esto pase explícale y alíentalo para siga descubriendo el mundo, además, de esa forma le será más fácil aprender al estar en la escuela pues no tendrá pena o miedo de hacerle preguntas a sus profesores. 

Nuevas metas

Con tu apoyo él sentirá que todo lo puede lograr. Enséñale que para alcanzar un objetivo grande debe ir poco a poco. Por ejemplo, muéstrale que toma cierto tiempo dominar la técnica de atado de agujetas y que para usar patines de linea, en lugar de patines de 4 ruedas, necesitará practicar. Motívalo para que jamás se rinda. 

Olvídate de las críticas

Si una presentación o partido no sale del todo bien evita recibirlo con críticas y típicas frases como “pudiste hacerlo mejor, “te faltó entrenar”, “no te esforzaste lo suficiente”. Lo ideal es que le brindes sugerencias o tips que no hagan ver que el esfuerzo invertido no ha valido para nada la pena.

Ayúdalo a ser resiliente

La  Asociación Española de Psicología Clínica y Psicopatología define a la resiliencia como la capacidad de superar eventos adversos y ser apto para tener un desarrollo exitoso incluso si se atraviesan traumas, tragedias, amenazas y estrés. 

¿Tus padres te enseñaron a entender y afrontar los cambios y altibajos que la vida te mostró desde que eras niño? Lo más seguro es que no, por eso mismo es importante preparar a las nuevas generaciones a desarrollar la resiliencia pero ¡ojo! Esto no quiere decir que un menor dejará de sentir angustia o no tendrá dificultades, más bien aprenderá a manejarlas de forma positiva con la finalidad de que pase lo que pase no pierda la confianza en sí mismo.

Un niño que carece de confianza no mostrará interés por probar cosas nuevas o desafiantes ya que teme fallar o decepcionar a las personas, expone Carl Pickhardt psicólogo y autor de 15 libros para padres. ¿Estás listo para comenzar a trabajar en la confianza de tu hijo? Esperamos que sí, ¡no pierdas más el tiempo!

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados