Adolescentes y sexting

Si eres papá o mamá sabrás que los adolescentes y sexting son términos que desafortunadamente van de la mano.

No queremos espantarte ni mucho menos deseamos que al terminar de leer esto corras y le arrebates el celular a tu hijo, simplemente deseamos que salgas de dudas sobre la práctica del sexting. 

¿Qué es el sexting?

El sexting es la unión de la palabra sex (sexo) y texting (mensajes de texto) y se le llama así a las fotos, videos, y por supuesto, mensajes de texto de tinte erótico y sexual enviados desde el celular, tableta o computadora, a través aplicaciones, redes sociales e incluso correo electrónico.

Adolescentes y sexting, por qué es peligroso 

Los adolescentes de ahora crecieron cerca de un teléfono celular por lo que para ellos la forma de comunicarse, relacionarse y conocer nuevas personas es muy diferente a como lo fue para nosotros.

Uno de cada tres usuarios de internet en el mundo es un niño, y los jóvenes son quienes están más conectados, según el informe sobre el Estado Mundial de la Infancia 2017, publicado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Los chicos de entre 14 y 17 años, tuvieron acceso a internet incluso antes de los 10 años, en la mayoría de los casos sin restricción o control por parte de los padres, por lo que los hace más vulnerables a relacionarse con gente que tiene malas intenciones y son incitados a realizar esta práctica por curiosidad y sin saber que pueden estar en riesgo, incluso pueden tener el riesgo de cruzarse con la pedofilia

En el peor de los escenarios, los jóvenes pueden ser víctimas del grooming, en donde personas adultas entran en contacto con los menores haciéndose pasar por sus amigos con la intención de obtener imágenes eróticas o pornográficas para satisfacerse sexualmente.

Incluso, el comando británico de explotación infantil y protección en línea CEOP, afirma que “existen miles horas de grabación de webcams de chicas británicas publicadas en webs de pornografía infantil”, un mensaje alarmante pero realista que nos ayuda a ser conscientes del uso fraudulento del ‘sexting’ y las tecnologías.

Cómo prevenir a tus hijos

Aunque sea un tema delicado y te cueste trabajo abordarlo, es importante que hables con tu hijo sobre el sexting. 

De acuerdo con sexólogos, esta práctica es normal entre parejas para comenzar a provocarse, es una nueva forma de juego sexual por lo que debe ser privada, íntima y ambas partes deben estar de acuerdo de mantener la privacidad.

Nadie debe acceder a nada que lo haga sentir incómodo, inseguro o en riesgo.

Si bien para los jóvenes de hoy el sexting es de lo más normal, se debe hacer énfasis sobre cuál puede ser el paradero de las fotografías o videos enviados. Incluso la propia pareja o ex pareja puede compartirlas con otras personas con la intención de dañar su imagen.

Los especialistas han puesto sobre la mesa el término “sextorsión” o chantaje sexual, pues al compartir este tipo de contenidos se pierde el control total de su distribución por lo que las personas se vuelven víctimas y son presionadas de muchas formas para que sus fotos o videos no sean compartidos. 

 

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados