Durante la temporada de frío las enfermedades respiratorias son más comunes, debido al cambio de temperatura así que como mamás no hay que bajar la guardia.

El frío hace que los virus se propaguen más rápido y el sistema inmunológico se vuelve más débil, pues produce menos agentes que luchan y protegen a nuestro cuerpo de los virus y bacterias.

Desafortunadamente los niños menores a de 5 años son parte de la población vulnerable, por eso, hoy te compartimos las 7 enfermedades comunes en niños en esta temporada para estar alertas ante algún síntoma y acudir al médico los más pronto posible.

1. BRONQUIOLITIS: Esta enfermedad es provocada por la infección de los bronquiolos, afecta a menores de 2 años además de ser una enfermedad muy contagiosa que comienza como un simple catarro, pero en pocos días se nota deficiencia a nivel respiratorio.

2. NEUMONÍA: Esta enfermedad es peligrosa especialmente en los lactantes, se caracteriza por la inflamación de una parte de los pulmones, algunos de los síntomas son: fiebre alta, escalofríos y dolor al respirar.

3. AMIGDALITIS: Es la inflamación de las amígdalas, también se puede presentar infección en garganta causando inflamación en la faringe. Algunos de los síntomas son: dificultad para comer, fiebre, dolor de cabeza, garganta y en casos más severos pérdida de la voz.

4. FARINGITIS: Es la inflamación de la faringe, por lo general se produce después de un proceso infeccioso como la gripe o amigdalitis.

5. OTITIS: Es la inflamación de los oídos, esta enfermedad es muy dolorosa y provoca la disminución de la audición de manera temporal.

6. RESFRIADO COMÚN: Es una infección viral que afecta las vías respiratorias. Los principales síntomas son: picor en garganta, congestión nasal y estornudos.

7. INFLUENZA: Debes tener presente que influenza no es lo mismo que el resfriado común, la gravedad de esta enfermedad puede ser severa y con probabilidad de complicaciones si no es atendida o prevenida a tiempo. Los síntomas son muy similares a los de un resfriado común, sin embargo, son más intensos, como dolor de cabeza, escalofríos, fiebre y tos seca.

Ante el panorama que vivimos, por la pandemia de COVID-19, las medidas de prevención deben estar más presentes. Por eso es importante vacunar a nuestros pequeños en esta temporada y hacerlo de manera anual, ya que cada año la vacuna cambia debido a que el virus muta. En el Centro de Salud más cercano a ti puedes encontrar la vacuna y así hacerlo de manera segura y confiable.

La vacunación sin duda es una de las mejores maneras de prevención de enfermedades y sobre todo la mejor manera de cuidar a los que más quieres.

Y tú, ¿ya te vacunaste, ya vacunaste a tus hijos?