10 síntomas que conocerás en el embarazo

Cuando escuchamos embarazo, después de asimilar la idea de un bebé suelen llegar a nuestra mente los síntomas y cambios que viviremos. Pero, ¿cómo saber si estás embarazada?, ¿cuánto tiempo debe pasar para comenzar a vivir los síntomas?

Todo esto varía de persona a persona, pero te diremos lo que nos sucede a la mayoría de las mujeres.

Es posible que a las dos semanas comiences a sentir algunos pequeños síntomas o señales de que viene un bebé en camino.

1. Tengo cosquillas… en los pechos

La sensación de hormigueo en los senos, sobre todo alrededor de los pezones, es una gran señal de que tu cuerpo está creando un ser maravilloso dentro de ti. Aunque cada vez que se acerca tu periodo sientes una sensación parecida en tus pechos, crecimiento, endurecimiento u hormigueo, las hormonas del embarazo comienzan a suministrar sangre de más a tus senos, causando estos cambios.

Además, después del primer mes, tendrás que ir de compras a tu tienda de ropa interior, porque tus sostenes comenzarán a ser incómodos y apretarte de más ya que el tamaño de tus pechos va a aumentar.

2. Noto un cambio de color

No estás mutando ni mucho menos, es un cambio que se da durante el embarazo y es conocido como el signo de Chadwick. Este consta, en resumidas cuentas, del cambio de color de la vagina.

Por lo general, es de color rosado pero al momento de tener a un bebé en tu ser, cambia a un tono rojo púrpura oscuro. ¿Por qué hace esto? Recuerda que todo tu cuerpo cambiará pues se está preparando para algo completamente nuevo y, en este caso, la sangre suministrada en los tejidos vaginales aumentan, causando el cambio de color.

3. Batería: de 100% a 10%

Todos nos sentimos cansados en algún punto de nuestra vida, pero en esta ocasión el cansancio no se debe al trabajo o al ejercicio sino a un embarazo.

Este cansancio no significa que te hacen falta vitaminas o una mejor alimentación, sino que tu cuerpo se está preparando para soportar el crecimiento de tu bebé, así que la energía es dirigida hacia otras partes en las que tu cuerpo la necesita. Recuerda que la naturaleza es sabia y sabe a dónde dirigir los nutrientes y energía.

4. Otro cambio de color

Puedes notar un ligero color rosa o manchas de color marrón en tu ropa interior, acompañadas de un ligero dolor, pero es común tener algunas manchas en el momento en que debería ir tu periodo durante el embarazo. Así que no te preocupes.

Los expertos aún no tienen una explicación al 100 por ciento sobre las causas de este sangrado en las primeras semanas, pero estas son las teorías hasta el momento: la implantación del huevo fertilizado en el útero o las hormonas que controlan los periodos. ¡OJO! Es tan leve que si no tienes una toalla sanitaria no mancharás nada así que, si el sangrado es abundante, mejor consulta a tu médico.

Si tu ciclo menstrual es regular, podrás notar que tendrás flujos vaginales en esta etapa temprana. Este es inofensivo y es muy normal durante el embarazo, te recomendamos que NO te enjuagues cada vez que aparezca, ya que puedes irritar la piel y alterar el equilibrio bacteriano natural.

Un dato curioso (y no tan bueno): en el embarazo eres muy propensa a contraer candidiasis y, aunque esto no es perjudicial para tu bebé, necesitarás tratamiento. Es importante que si notas un cambio en la apariencia y olor del flujo, busques a un especialista.

5. Mi bebé me roba el aliento

Awwww, qué tierno, todas nos quedamos sin aliento al saber que seremos mamás, pero no hablamos de ese tipo de “robo de aliento”. La sensación de falta de aire es normal porque tienes a un nuevo ser dentro de ti, o sea, el oxígeno que antes era para ti, ahora es para dos. Todos los síntomas vienen y van, a veces desaparecen, pero te tenemos una noticia: la falta de aire se irá hasta el día del parto, ya que con el tiempo el bebé irá exigiendo más y más oxígeno.

6. Disculpen, voy al baño… por sexta vez

Ir a orinar más de lo normal es algo a lo que te debes acostumbrar desde ahora. Durante el embarazo tu cuerpo genera mas líquidos y tu vejiga debe trabajar horas extras.

Esta sensación de querer ir al baño todo el tiempo se debe a otra travesura de las hormonas. Una de sus funciones es lograr que la sangre fluya más rápido a tus riñones, por lo cual tu vejiga se llena más seguido. Esto es al principio y durante todo el embarazo ya que posteriormente tu vejiga se verá reducida de espacio: tu útero crecerá y le robará lugar, así que no podrás mantener tu orina por mucho tiempo ni en grandes cantidades.

7. Los síntomas clásicos: antojos y náuseas

En esta primera etapa es común que comiencen los cambios en la forma de comer y lo que comes. Percibir más sabor metálico en la boca y olores más agudos son señales de embarazo y, por supuesto, los antojos, aunque no son algo obligatorio de experimentar.

Todo el mundo asegura que comerás más y que tus antojos serán excesivos, pero también se presenta el lado contrario, es decir, la falta de apetito.

Puede ser que las cosas que antes te encantaban, ahora ya no sepan tan bien o que los olores como el café, té, picantes, huevos, etcétera, te causen asco. Pero aunque tu apetito disminuya, no dejes de comer.

Te tenemos que advertir que las náuseas pueden comenzar desde la segunda semana de haber concebido. Pero lo normal es que comiences a las 6 semanas y pueden venir en cualquier momento del día: mañana o noche.

8. ¿Y esos dolores de espalda?

No son señal de vejez, enfermedad o… embarazo. Sentir dolor en la espalda es común pues ahora tendrá que soportar el peso de tu bebé. Se presentan en la parte inferior y, si no los sufres, puede significar que tus ligamentos están aflojados.

Como en el caso de la respiración, este es otro síntoma que irá incrementando conforme pase el tiempo, pues el tamaño de tu bebé irá también en aumento.

9. ¿Está temblando?

No, no está temblando, te mareaste y se debe al bajo nivel de azúcar en tu sangre o a que tu presión arterial está alta o baja. Estés o no embarazada debes asegurarte de que tu alimentación e hidratación sea adecuada. Es normal sentirse mareada o aturdida de vez en cuando, pero si esto sucede con frecuencia, son mareos muy fuertes, vienen acompañados de hemorragias o dificultad para respirar, debes consultar a tu médico.

10. La hormonas toman el control de mi cuerpo :’(

Si hemos estado hablando del protagonismo que las hormonas toman en el proceso del embarazo, era de esperarse este síntoma.

Asi que cuidado con el sentimentalismo, ya que tanto movimiento de hormonas tiene un impacto importante en las emociones. Con esto no solo nos referimos a tristeza y llanto, sino a enojo y euforia. Todas tus emociones estarán en sus extremos, aquí no hay grises, es blanco o negro. Es importante que seas consciente de esto y pide paciencia a las personas que están a tu alrededor.

EXTRA: ¿Cuándo es más seguro hacerme una prueba de embarazo?

Las pruebas de embarazo caseras son efectivas a partir de los 7 días de haber concebido. Pero, claro, el momento en el que te entra la duda es cuando debería de llegar tu ciclo menstrual y no llega. Realízate pruebas de embarazo caseras con la primera orina del día, además de esto puedes ir por una prueba de sangre que te resolverá la duda de una vez por todas.

Tip: La prueba de embarazo casera te dará un resultado más preciso si la realizas después del momento en que tu período normalmente debería llegar.

Con información de BabyCentre.co.uk y Parenting.com.
Sin comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.